¿Cómo hago para hacer crecer mi negocio?

Iniciar un negocio es muy diferente a lograr que este sea rentable y alcance más y más objetivos a lo largo del tiempo, por ello un verdadero emprendedor siempre busca la manera o maneras de que su negocio crezca al pasar de los días, no se trata simplemente de tenerlo en mente sino también de lograrlo, y es por ello que hoy intentaremos mencionarte algunos consejos que te serán útiles a la hora de pensar en cómo hacer crecer tu negocio.

crecer negocio

Si te pones objetivos claros y los sigues al pie de la letra verás que se pueden alcanzar todos tus objetivos.

El tamaño no importa

Si siempre has pensado que un negocio debe tener cierta solidez antes de pensar en hacerlo crecer, pues te equivocas. Recuerda que muchas grandes empresas no comenzaron en lugares propios o que sus dueños fueron así de ricos e importantes, sino es cosa de averiguar cómo iniciaron algunas de las empresas que hoy son parte importante del mundo en general: Google, Microsoft, Apple y demás son muchos ejemplos de que un negocio no tiene que empezar siendo grande.

Sólo se necesita que te apasione lo que haces y por supuesto los frutos se irán viendo de a pocos. Las ideas a continuación son una lista de casos de éxito de grandes empresas y sus empresarios, por lo que simplemente toma nota y aplica.

1. Motívate

Para que tu negocio crezca, es necesario que conozcas las razones por las cuales quieres que crezca, y si lo primero que se te viene a la mente a la hora de pensar en estas razones es el dinero, entonces probablemente necesitas cambiar tus motivaciones, ya que el dinero será algo que tendrás una vez que tengas un negocio sólido. Si emprendes sólo por dinero, entonces probablemente desistas al primer obstáculo.

2. Misión y visión bien definidas

El saber ¿dónde estamos? y a ¿dónde queremos llegar? es algo que no se puede dejar de lado, por poner un ejemplo: Imagínate que planeas ir de viaje, pues ¿qué medio usarás para viajar? ¿avión, barco, taxi, tren, etc.? la respuesta no se basa en algo que necesariamente te guste, sino en la forma más estable y segura de llegar, también dependerá de conocer de dónde vienes y a donde vas.

Por ello, conocer la misión de tu negocio puede escribirse en unas cuantas líneas y responde a preguntas como ¿qué vende u ofrece?, ¿a quién vende?, ¿cómo vende u ofrece un producto o servicio? y demás preguntas. Una vez escrito este párrafo puedes colocarlo en un cuadro y pegarlo en tu pared para que no te olvides de la misión de tu negocio.

¿Qué hay de la visión? Pues ahora intenta responder a esta pregunta: ¿cómo veo mi negocio en unos cuantos años? No te limites a pensar en cosas pequeñas, te está permitido soñar y pensar en cosas grandes, por ello plasma estas ideas de qué logrará tu negocio y colócalas en un cuadro. No te olvides de establecer puntos intermedios que te servirán para saber si ya estás alcanzando las metas de tu negocio.

3. Mantente enfocado

Una vez que ya tienes una misión y visión bien definidas es importante que las mantengas siempre, ¿por qué lo decimos? Debido a que muchos emprendedores cometen el error de dejarse guiar por la necesidad de aumentar sus ingresos en corto tiempo y por ello deciden diversificar su producto, esto hace que en lugar de mejorar con la visión y misión del negocio, se termine por crear nuevos mini negocios que aunque generan ingresos hacen que el negocio no pueda ver y mostrar su real potencial.

4. Cambiar e innovar: 2 palabras de mucha utilidad

Cuando avance tu negocio, notarás que será necesario que cambien algunas cosas, por ejemplo si antes solías hacer publicidad sólo en periódicos y revistas pues ahora te verás en la necesidad de publicitarte también por internet ya que existe una amplia cantidad de clientes potenciales en dicho lugar.

También significa que en un tiempo podrías necesitar contratar personal cualificado para poder atender ciertas partes del negocio. Recuerda que para obtener resultados necesitas cambiar primeramente tú para poder adaptarte al paso del tiempo y también aprender a innovar con el producto que ofrece tu negocio, de esta manera podrás ver resultados muy positivos.

5. La opinión del cliente es primordial

Si no tienes clientes no hay negocio y si no los conoces pues no podrás apuntar a saber qué quieren de tu negocio, por ello es necesario que escuches sus opiniones, no se trata de preguntarle a cada persona que ingrese qué es lo que necesita sino preguntarle a algún cliente frecuente qué cree que se necesita para mejorar.

A este respecto, una gran ayuda son las redes sociales, que permiten que millones de personas expresen su sentir frente a algo, por lo que si te decides a crear alguna red social para tu negocio, estarías dando un paso más en beneficio de tus clientes.

6. Contrata a los mejores

Los grandes emprendedores, que hoy consideramos como exitosos, son aquellos que decidieron contratar a los mejores programadores, vendedores y demás para formar parte de su negocio, de esta manera dichas personas no sólo demostraron su calidad sino que aportaron al crecimiento de la empresa, pues estas mentes brillantes realizaron su mejor trabajo para negocios que en realidad los valoraban.

Un gran ejemplo de estas ideas son las emblemáticas empresas tales como: Google, Microsoft y muchas otras. Si estas lo hicieron, ¿por qué no podrías hacerlo tu también?

7. Define cómo alcanzar tus objetivos más ambiciosos

A este punto, tal vez ya pienses o sepas dónde estás, sin embargo, es necesario conocer cómo llegar al objetivo de una forma más rápida, por ello es necesario aprender a definir el cómo alcanzar los objetivos más elevados o ambiciosos que te has planteado.

Debido a que existen muchas estrategias múltiples de crecimiento empresarial, no te será difícil encontrar alguna, lo que tal vez te sea un tanto difícil o tome un tiempo de encontrar, será la estrategia adecuada.

8. Sistematízate

El hacer que las cosas o procesos de un negocio se sistematicen (es decir, que funcionen sin necesidad de que te encuentres presente o no) es algo complejo y tal vez difícil al inicio, pero una vez que lo logres verás como tu negocio empieza a despegar.

¿Acaso el dueño de Mc Donalds revisa todos las tiendas que existen todos los días? Pues obviamente que no, entonces ¿cómo se logra que un Mc Donalds funcione igual en tu país como en cualquier otro? Pues esto es gracias a los procesos sistematizados, como por ejemplo la contratación y capacitación de los nuevos trabajadores hasta las recetas de cómo preparar las hamburguesas.

9. Re-invierte

A fin de ver crecer a tu negocio, es necesario que reinviertas dinero, tiempo y energías, por supuesto esto hará que tus ingresos se multipliquen y pronto verás que todas tus inversiones fueron productivas.

10. Aumenta el valor de tus productos o servicios

No confundas valor con precio, cuando hablamos de valor estamos hablando sobre lo que recibe el cliente al pagar (un determinado precio) por el producto o servicio, lógicamente a mayor calidad o valor el cliente preferirá tu negocio en la gran mayoría de los casos.

11. Créate un nombre

Si ya cuentas con un negocio, entonces hacerte un nombre es realmente importante, pues si tu producto es conocido por lo bueno que es, ten en cuenta que lo recomendarán y ¿cómo crees que lo recomendarán? por el nombre que tiene tu negocio.

12. Gestiona la calidad

Es importante mantener un alto estándar de calidad, por ello muchas empresas que desean vender sus productos en el extranjero intentan obtener certificaciones de calidad en ISO, estas ayudan a que los clientes se sientan más seguros del producto o servicio que están comprando.

Si no estás pensando en exportar al menos es preciso que ofrezcas alguna forma de probar que la calidad de tus servicios o productos no bajarán o se perderán.

13. Persevera y triunfarás

Puede que una estrategia no rinda buenos frutos al inicio pero debes persistir si deseas obtener buenos resultados, recuerda que:

Si el camino se torna más duro, es porque vas en ascenso

14. Mentalidad humilde

Es necesario que por nada del mundo pienses en ningún momento que nunca nada malo puede ocurrir, pues nunca está demás el pensar que todo lo que se ha logrado se puede perder en cuestión de segundos, por ello es necesario siempre tener un perfil bajo que te permita incluso sobresalir cuando pases por tiempos difíciles, aun si lo perdieras todo, seguramente que podrías salir sin muchos daños del problema.

Si te ha gustado el artículo te recomendamos suscribirte y compartirlo con tus amigos, para que juntos puedan aprender a emprender como es debido.

¿Qué te pareció?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...