Estrategia de Marketing: Una imagen vale más que mil palabras

Una imagen vale más que mil palabras. Seguramente que has escuchado esta frase en algún momento de tu vida, sin embargo, ¿alguna vez entendiste a qué se refiere este dicho cuando se refiere a los negocios?

Ponte a pensar en tu comida predilecta, ahora trata de ver en tu mente cómo lo hacen, ahora trata de imaginar los ingredientes perfectos y cómo empieza a despedir ese olorcito tan agradable. Te trajo seguramente una imagen mental y tal vez en este momento mientras en tu mente observabas esa imagen tu paladar empezó a salivar mucho produciéndote ganas de probarlo, tal vez me digas: ¿pero cómo adivinaste? Bueno, es una reacción normal cuando se trata de alimentos que tu mente recuerda con imágenes vívidas de ti comiéndo tu plato favorito o la presentación en sí del plato.

Ahora, disculpa por lo que voy a hacer, te pido que por favor imagines que ese plato te lo sirven en un plato totalmente sucio y posiblemente los ingredientes estaban podridos o agusanados, etc. ¿Qué pasó? ¿Se te fueron todas las ganas de probarlo? Si nuevamente me dices: ¿cómo le hiciste para adivinar? Nuevamente te digo con sencillas palabras la explicación: Arruiné tu momento ideal de probar tu plato favorito con otra imagen mental.

De este pequeño ejercicio podemos descubrir definitivamente, que literalmente una imagen vale mucho más que mil palabras. Ya que la imagen que tenga tu negocio, es la mejor carta de presentación inicial con tus clientes.

Te pregunto sino, ¿por qué crees que hoy en día tantas empresas pagan mucho dinero tan solo por que les creen una propaganda de apenas 30 segundos en la televisión? Es justamente porque las personas que trabajan en la televisión conocen muy bien el efecto que tiene este dicho en los clientes. Por eso no presentan cualquier imagen. Siempre la mejor, la más nítida, la que tiene el mejor ángulo, en la que se aprecien mejor las bondades de tu producto.

¿Qué puedes hacer para mejorar la imagen de tu empresa o negocio? Pues inicia contigo mismo, sería ilógico pensar que una persona que sea dueña de un negocio importante se vista de una manera desaliñada, o muy extravagante, ya que no daría muestra de que tu negocio es serio.

Luego sigue con tu personal de trabajo, esto quiere decir que tienes que hacerles entender que trabajar en tu negocio es TODO UN PRIVILEGIO. Si tu sientes que tu negocio es muy importante y te da orgullo haberla creado entonces haz sentir esos mismos sentimientos a tus trabajadores. Y si no los tienes entonces usa esta misma estrategia contigo mismo cada día y por supuesto con tu familia.

Ahora está el hecho de demostrarlo con tu local. Ya te ves como todo un dueño de negocio y ya concientisaste a tu personal, ¿y tu local? ¿parece realmente un local de un excelente negocio? Si no es así, ¿qué esperas? Realiza una limpieza, manténlo todo en orden crea una lista u horario, también un inventario, etc.

Y por último, cada vez que atiendas a un cliente trátalo como si fuese tu primer cliente, el mejor, etc., en pocas palabras trátalo bien y no solo volverá porque se acuerde de la ruta, sino que volverá acordándose el nombre de trabajo.

Entonces ahora, ¿qué opinas es o no la imagen la que vale más de mil palabras?

¿Qué te pareció?

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...